Hablar de moda flamenca es hablar de algo nuestro. Solo nosotros la hacemos.Se piensa aquí.Se cose aquí. Está en nuestro ADN. Hacer moda flamenca no es vestir a nuestras mujeres para la feria con un vestido que desde unas coordenadas concretas torna formas,aplicaciones y tejidos cada temporada. Hacer moda flamenca es una actitud y una aptitud. Actitud para cada año querer hacer algo nuevo sin salirse de unas líneas estéticas que entorpece la libertad creativa y el despliegue imaginario de cualquier diseñador que se precie. La aptitud es el talento para llevar a cabo lo anterior. Es por eso que a la moda flamenca la soñamos. La cocemos poco a poco y a fuego lento. Echamos los ingredientes mimados en la olla y esperamos con un solo objetivo, poner bellas a nuestras mujeres, mujeres que ,en estos días con la feria en ciernes, se tiran a la calle a buscar, ávidas de belleza, ese mantoncillo que enmarque los escotes, unas flores que adornen sus cabezas de primavera, aquellos pendientes que tintineen a su paso por las calles de albero.
Mujeres que quieren estar guapas ajenas a complejos y vergüenza . Democrática y requerida, no hay una moda más deseada que esta moda que se adapta a las curvas sin negarlas .

image

La moda flamenca de esta temporada está sujeta, como siempre desde su génesis, a los cambios que procesan las mentes creativas de nuestra gente, de nuestras firmas y diseñadores que quieren imprimir ese gesto que los singularice, ese marchamo de estilo que los defina.

image
La moda flamenca es hoy más plural que nunca. No hay tendencia. Hay solo creatividad y belleza, qué no es poco. Más que nunca la moda flamenca mimetiza lo que ve en las pasarelas y se apodera respetuosamente de todo aquello que la calle pasea. Lo pilla y lo adapta. Lo reinventa y lo ubica. Hay mil mujeres que sueñan y nuestros diseñadores están ahí, para materializar esos sueños. Hay sueños clásicos con volantes de siempre y lunares que reiteran su belleza en el tejido viruelándolo de verde menta, amarillo o rojo. Hay sueños de brillo que se llenan de lúrex, lentejuelas y puntos de strass . Los hay negros y cubiertos que niegan la piel y, vampíricos, buscan la penumbra y la luz mortecina de las tardes preciosas. Hay sueños rompedores y rebeldes que se visten de rejilla, neopreno y perforados caprichosos. Sueños alegres y risueños que sin vergüenza salen vistiendo un global impúdico y descabellado.image
Son todos sueños que despiertan ávidos de vestirse y desplegarse en estos días . Días de belleza rutinaria y neurótica. Días de albero que la moda flamenca borda con el credo indeleble de la hermosura.

3 thoughts on “La moda ávida”

  1. Me ha gustado leerte, porque escribes desde muy adentro y esa manera de formular palabras está llena de sentimiento.

    Me encanta eso que has dicho que por otra parte es muy cierto la mujer que se viste un traje de flamenca se olvida de vergüenzas y complejos.

    Gracias por tu post.

    Saludos.

  2. Mi querido PEDRO:
    Como entiendo tu dolor!
    Sé cuánto la amas y q gran mujer ha sido Rosario ! Quien te ha comprendido y perdonado mejor q ella !
    Hoy hace un año ! Día de la madre , tu relato parece q esta escrito hace años por mi ; el deambular de los enfermos , las miradas perdidas …… La parcela de la habitación que de pronto pasa a ser su mundo y el tuyo…… Las lágrimas a escondidas ….
    Rosario es más joven .siempre q ella ponga voluntad, tendrás esperanza de q pueda agarrarse a ese àlito de vida q le permita seguir a tu lado .
    Milagros se fue hace un año en un día como el de hoy.
    Se fue mi madre , discretamente … Asida a mi mano para sentirme cerca en el tránsito., sin ningún afán de quedarse , sintió q había llegado la hora de marcharse ….
    Me quede a su lado , sin q nadie lsupiera q se había marchado hasta q pasó el tiempo, muchos minutos de soledad en lo q recordé a esa mujer luchadora y constante , q tanto me amaba ………
    ya no volví a llorar………ya , el llanto no aliviaría mi dolor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *