image

El dolor persiste esta mañana. La tristeza se instala. Es algo agarrado a la boca del estómago. Está prendido, balanceándose como un péndulo entre el diafragma y el ombligo.. Ver como la vida se va se me antoja inenarrable. Te sueño ahí, acuclillado y solo. La cabeza gacha.La piel al descubierto negra y roja. La barbarie se ensaña y te clava profunda una lanza en el costado.Eres un jesús entre crueles. No está tu gente para alentarte en este trance tan duro, tan cruento.Seres vivos que usan la razón para matar sin sentido . Lejos de tauromaquias , de cultura, tradición o ¿arte? acabar la vida,matar, es acortar un sentido, una línea que traza perfecta la naturaleza desde el azar. No importa que el objetivo sea la supervivencia, la fiesta o el capricho. No importa qué animal incluido el hombre. No importa nada. Ni especie. Ni género. La vida bendita late en la salamanquesa soleada en la pared, la mosca que persigue, el perro que sigue,el cordero que mira limpio y dulce .Acabar con lo único que tenemos, la vida ,es un acto lleno de vileza que solo el ser humano desde la razón puede evitar si quiere. Bendito lo que late, ese meneo de células que gritan tirar pa lante. Criminal es aquél que, de un golpe y sin sentido, interrumpe el camino.

En nombre de la tradición, ese término del que se hace tan mal uso, y que no es más que la perpetuación de algo en el tiempo, se comenten actos criminales que nos definen como el animal más peligroso y asesino,un animal que mata por placer y sin respeto absoluto por la vida ajena. Un animal que atiende desde la prepotencia de su especie, una especie confundida que abandona la cordura que da el raciocinio . Una especie depredadora que abandona eso que nos diferencia de otras especies como es la compasión. Cuántos tendidos llenos de defensores de la vida humana que contemplan impávidos y hilarantes como la vida se escapa a borbotones rojos. Qué poquito respeto os tengo. De verdad. Sin odio y sin esfuerzo. Desde la convicción que aporta la seguridad . Desde la serenidad.
Es la razón la que me impone lo certero del progreso, ese camino hacia nuevas formas de comunicación y convivencia donde se imponen nuevos caminos que seguir. Son esos los caminos nuevos que nos apartan de las tradiciones, de la cultura mal entendida, de todo lo que,por reprobable , impide que la vida sea eso, vida, bendita vida que solo el azar o el tiempo ineludible tiene el derecho de zanjar . Castraciones, ablaciones,torturas y asesinatos son las pautas de una tradición que se yergue como dogma que encubre la barbarie.
Al dolor se aúna la vergüenza .Vivir en un país que llama nacional a una fiesta que genera muerte sin razón me hace vulnerable.Me golpea. Toros embolaos, perdices entubadas, cabras sacrificadas, aves decapitadas…¿En nombre de qué? ¿de quién? ¿De la vocación? ¿Del dinero? ¿Del placer?Qué dolor y qué vergüenza despiertan aquéllos en los que impera cualquier cosa que impida perdurar la vida, vida cuya dignidad es inalienable.
Nada justifica, ningún argumento oportunista, ningún discurso pobre y cobarde. ¿Arte?¿lucha?¿Se lucha cuando los combatientes no van en igualdad de condiciones?¿Cuándo no se tienen las mismas armas?
No veo lucha. Veo a un animal solo que no sabe dónde está. Sólo quiere irse ,volver a su lugar para defenderlo , montar a sus hembras y reposar sobre la hierba envuelto en los olores de la tierra. ¿Bravo?¿Criado para eso? ¿Para qué? ¿para ser herido, masacrado, clavado? Argumentos vacuos y peregrinos.Populistas.Impúdicos. Hay que soltar el trapo si se quiere luchar .Soltar la mentira .Mirar de frente sin acero escondido. Deshusar la prepotencia que nos da nuestra hipotética inteligencia para matar con trampa y con cartón.
A ti, animal negro y hermoso, con tu cerebro menos ducho que el nuestro pero con más cojones,nobleza y ternura, te quiero paseando tu belleza por un campo sin vallar, con tu mugir al viento y tu lomo del negro al azul desteñido de ese rojo de sangre que me avergüenza y llena mis despertares de esta fatiga pretérita. Precioso toro, pasta, monta y embiste. Vive. Yo te aplaudo desde el tendido de la compasión y el orgullo. Desde la puerta de un príncipe pintada de verde. Verde como tu casa. Verde como la esperanza de la vida que adora seguir latiendo.

5 thoughts on “bendita vida”

  1. Gracias Pedro…. Gracias por entender que la vida de cualquier ser tiene el mismo valor y el mismo derecho que el de los humanos… Por decir que entre todos los seres vivientes somos los unicos que matamos por divertimiento… Por decir que la tortura no es cultura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *