Avo era una sopa que comían los judío en los campos de concentración de la Alemania nazi.

Un caldo hervido con restos de verduras con el que llenaban sus estómagos de un calor desnutrido e incoloro que encarnaba pudorosamente sus mejillas hundidas. Un poquito de esperanza cálida en sus estériles calendarios.

Dirección y realización: Pedro González

Foto:Inmaculada Puchal

Modelo: Sandra (Doble Erre)

Estilismo/maquillaje: Pedro González

Peluquería: Manuel Cecilio

Asitente: Cristina Olivares

Agradecimientos:

Carlos Cole

Ernesto Castillo

Concha Carrasco

SASA/CUQUI CASTELLANOS/HORROR VACUI/EL CORTE INGLÉS